El liquen escleroso es una enfermedad relativamente frecuente en las consultas ginecológicas, sobre todo cuando se presenta a nivel vulvar, siendo muy molesto para las mujeres que lo padecen y afectando gravemente a su calidad de vida. Aparece con más frecuencia a partir de los 50 años.

Aunque no se conoce con exactitud la causa que lo provoca, cada más en los congresos científicos se considera que el posible origen sea una alteración del sistema inmune

¿Qué Síntomas presenta el Liquen Escleroso?

Los más frecuentes suelen ser los siguientes:

  • Picor intenso en la vulva
  • Dolor en la zona genital
  • Pérdida de color de la vulva
  • Como consecuencia del picor y el rascado suelen producirse sangrados, ampollas o lesiones ulcerosas que en casos graves pueden llegar a malignizarse
  • Desaparición de labios menores, fusión de los mismos ocultando el meato urinario y como consecuencia se provocan molestias al orinar
  • Relaciones sexuales dolorosas

¿Cómo diagnosticamos el Liquen Escleroso?

Para confirmar el Liquen Escleroso, aparte de la exploración física se puede realizar una pequeña toma de tejido (biopsia) para confirmar en el laboratorio que nos encontramos ante ésta patología

¿Con qué tratamientos contamos?

Una vez diagnosticado, dependiendo de la gravedad, podemos realizar distintos tratamientos

  • Cremas con corticoides. Alivian los síntomas pero su uso está limitado en el tiempo, pues si las usamos durante largos períodos pueden presentarse efectos secundarios importantes
  • Antibióticos o antifúngicos. No son tratamientos específicos para eliminar el liquen escleroso, sino para tratar las infecciones por bacterias y hongos que suelen presentarse de manera adicional
  • Cirugía. Este tratamiento se reserva para casos concretos que presenten dificultad para la micción o lesiones malignas.
  • Láser ginecológico. Las nuevas tecnologías nos permiten tratar el liquen escleroso con desaparición o mejora de las lesiones, pero sobre todo produciendo un alivio muy importante del picor y otros síntomas.

Cada vez disponemos de mayor información avalada por muchos estudios clínicos en los que han participado un número importante de pacientes y publicados en las revistas más prestigiosas que demuestran lo que los clínicos estamos observando en nuestras consultas con las pacientes tratadas: El láser ginecológico es en éstos momentos la mejor alternativa con la que contamos para tratar ésta enfermedad con eficacia, consiguiendo que los síntomas vayan desapareciendo y sobre todo con seguridad, sin tener que recurrir a cirugías y sin los efectos secundarios de los fármacos. 

No sabemos aún, si evitará las secuelas, a veces severas, de esta enfermedad que es crónica en una población con esperanza de vida muy larga, pero es una magnífica oportunidad para mejorar la calidad de vida de las mujeres que la padecen.

Si tienes interés en saber más, o desearías tener más información relacionada con éste, u otros temas relacionados con la ginecología, embarazo, terapias, estética íntima, etc, tienes tu Sección de sugerencias, en la que puedes contarnos lo que quieras.

¡Te escuchamos!

.

S

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

¡Gracias por compartir!